Despedida
 

                                                       
     
                                                              
La Despedida


  

“Es el amor. Tendré que ocultarme o huir”.

                                            Jorge Luis Borges

 

Se durmieron tus canciones.

Ahora son un riachuelo cristalino que viaja lentamente por mis ojos refrescando las orillas del recuerdo.

Se terminó el proyecto y no te vi en el último taller. Luego supe que sabías que ni tú ni yo tendríamos la fortaleza de mirarnos a los ojos sin que temblaran nuestros labios en el momento del adiós.

Solo me queda por recorrer los kilómetros que me acercan a un “te extraño”, mientras miro como van quedando atrás los sitios compartidos, nuestras risas colgadas de las ramas de los árboles, el tiramisú de limón jugando en nuestros labios,  y ese deseo que continúa después del final de la carretera.

El sol me cierra los ojos con la fuerza de estas tierras áridas, pero es mucho más fuerte el dolor de esta partida.

Descubrí que el amor se esconde debajo de una piedrita en la playa de un rio, cuando ruborizada te agachaste y al recogerla estirando tú brazo moreno me dijiste: “juguemos a que este es mi corazón” y me eternizaste tú mirada azul. Ahora entiendo que el amor si es posible y que solo basta estar descalzos como tú y yo en esa playa.

Pero es la vida y ni tú ni yo tenemos la culpa de habernos cruzado en esa tarde de martes cuando me alcanzaste un pañuelo para secar mi sudor.

Cuando te vi llegar, vestías un traje hindú, vaporoso, un collar de semillas de monte y sandalias de diosa egipcia y nunca pensé que nuestras manos se entrelazarían por un solo momento cuando te dije: “que hermosa eres” y agachaste tu mirada. Tal vez por eso ayer, cuando te quitaste la orquídea violeta que adornaba tu cabeza y me la entregaste; te vi con el mismo vestido blanco hindú, el mismo collar de semillas de monte  y las mismas sandalias de diosa egipcia, quizá para cerrar el círculo; dejándome un vacío en el lugar que ocupaba tu mirada.

El sol cayó. Todo es pasado menos tú…  que ahora habitas en mis manos vacías.

 

 

L'Adieu - Garou

 
 
 
 
=> Veux-tu aussi créer une site gratuit ? Alors clique ici ! <=